Mantén tu ropa interior blanca como el primer día con este sencillo truco

Elegir tu ropa interior es algo muy personal,  algunos les gusta de colores, otros prefieren tonos más neutros y oscuros y hay quienes no la utilizan directamente.

Sea cual sea tu elección nunca faltará en tu ropero alguna pieza de color blanco, no entiendo por qué escogemos algo de este color, con lo fácil que se mancha y lo complicado que es lavarlo.

A los pocos usos vas a empezar a notar que se pone amarilla, como está hecha con tejidos delicados no se puede usar un blanqueador normal porque puede destrozar la prenda.

Luego de que pongas en práctica este truco, y ano tendrás ese problema, en las imágenes se ve un sujetador, pero lo pueden hacer con cualquier prenda.

Para blanquear nuestra ropa interior necesitaremos:

1 barreño de plástico

Agua tibia (no caliente)

2 cucharadas de sal

1 cucharada de carbonato de sodio

1 cucharada de detergente

Llenar un tobo con agua tibia y añadir los ingredientes. Remover hasta que quede una mezcla homogénea.

Introducir la prenda y dejarla en remojo durante unos 15 minutos. Si la ropa está especialmente amarilla puedes dejarla 30 min. A continuación, y sin sacarla del cubo, frótala consigo mismo para acabar de limpiarla.

Para terminar enjuagamos en agua tibia y ya está casi lista, solo faltará ponerla a secar.

este truco sirve para cualquier pieza de ropa interior. Pero no queda ahí la cosa, también podemos blanquear blusas, camisetas y camisas.

Un truco que salvará tus prendas blancas.

NO te olvides de compartir este artículo para que tus amigos y familiares también aprendan este truco.

(Visited 13 times, 1 visits today)