El amor de madre literalmente salvó a estos pequeños de una muerte segura

Cuando Carolyn Isbister puso su bebé de 20 onzas en su pecho para abrazarla, pensó que sería la ÚNICA OPORTUNIDAD que tendría que abrazarla. Los médicos les habían dicho a los padres que la bebé Rachel solo tenía MINUTOS POR VIVIR porque su corazón latía una vez cada diez segundos y no respiraba.

“No quería que muriera fría”, dice Carolyn, “así que la levanté de su manta y la puse contra mi piel para calentarla. Sus pies estaban tan fríos. Era el único abrazo que iba a tener con ella, así que quería recordar el momento”.

Entonces sucedió algo notable: la calidez de la patada en la piel de su madre hizo que el corazón de Rachael latiera bien, lo que le permitió tomar pequeñas respiraciones.Entra y ve el video oculto:

“No podíamos creerlo, y tampoco los médicos. Ella soltó un pequeño grito. Los doctores llegaron y dijeron que aún no había esperanza, pero no la soltaba. El capellán del hospital la bendijo y esperó a que se escapara. Pero ella todavía aguantó”.

Estas madres nunca se dieron por vencidas y lucharon hasta el final por sus hijos

Y luego, asombrosamente, el color rosado comenzó a regresar a sus mejillas. Literalmente estaba pasando de gris a rosa ante nuestros ojos, y comenzó a calentarse también.

La parte triste es que cuando nació el bebé, los médicos la miraron y dijeron ‘no’. Ni siquiera intentaron ayudarla con su respiración, ya que decían que eso solo prolongaría su muerte.

“Todos se rindieron con ella”, dice Carolyn.

A las 24 semanas, una infección en el útero le provocó parto prematuro y nacimiento. Dice Carolyn (que también tiene dos hijos, Samuel, 10 y Kirsten, 8): “Nos aterrorizaba que la perdamos. He sufrido tres abortos involuntarios antes, así que no pensamos que había mucha esperanza”.

Cuando Rachael nació, ella era gris y sin vida. Ian Laing, un neonatólogo consultor en el hospital, dijo: “Todo indicaba que el pequeño no iba a lograrlo y tomamos la decisión de dejar que mamá se abrazara, ya que era todo lo que podíamos hacer.

Dos horas después, la pequeña cosa estaba llorando”.

“De hecho, es un bebé milagroso”, agrega el médico, “y no he visto nada igual en mis 27 años de práctica. No tengo la menor duda de que el amor de la madre salvó a su hija “.

Rachael fue trasladada a un respirador donde continuó progresando de manera constante y se le alimentó con un tubo y una jeringa con la leche materna bombeada por su madre.

“Los doctores dijeron que ella había demostrado que era una luchadora y que ahora merecía cuidados intensivos ya que había alguna esperanza”, dice Carolyn. “Rachael lo hizo todo por su cuenta, sin ninguna intervención médica o drogas. Ella se había aferrado a la vida, y todo se debía a ese abrazo”.

El abrazo había calentado su cuerpo y regulado su corazón y la respiración lo suficiente como para comenzar a luchar. A las 5 semanas, la desconectaron del ventilador y comenzó a amamantar sola. A los cuatro meses, Rachel se fue a casa con sus padres, pesando 8 libras, al igual que cualquier otro recién nacido sano.

 

Debido a que Rachel había sufrido de falta de oxígeno, los médicos dijeron que había un alto riesgo de daño a su cerebro. Pero un escaneo no mostró evidencia de ningún problema y hoy Rachel está a la par con sus compañeros.

“A ella le está yendo muy bien”, dice Carolyn, sonriendo. “Cuando la trajimos a casa, los doctores nos dijeron que era una niña notable. Y, sobre todo, ella solo adora sus abrazos. Dormirá durante horas, solo se acurrucó en mi pecho. Fue el primer abrazo que le salvó la vida, y estoy tan contenta de haber confiado en mi instinto y haberla recogido cuando lo hice. De lo contrario, ella no estaría aquí hoy”.

Ahora pasamos a otra historia

Cuando Sara Heller dio la bienvenida a su primer hijo, un niño llamado Brody, fue un gran alivio, pero también hubo mucha preocupación.

Sara y su compañero Chris Eidam descubrieron algo sobre Brody cuando Sara tenía solo 24 semanas de embarazo.

El ultrasonido de Sara mostró que Brody tenía un labio leporino y un paladar hendido especialmente severos. En algunos niños es un pequeño agujero en el labio, pero en el caso de Brody, la brecha recorrió todo el camino desde el labio hasta la nariz.

Por supuesto, los padres de Brody estaban preocupados cuando vieron las imágenes escaneadas, pero decidieron hacer algo completamente diferente sobre el diagnóstico de su hijo.

Los doctores dijeron que solo había 9 casos como el de Brody en el mundo.

“Nos preguntaron si queríamos mantener el embarazo”, dice el padre Chris Eidam a Omaha News.

Pero Sara y Chris insistieron en que iban a tener su bebé.

Sara dice que quiere cambiar la forma en que las personas miran a los niños con paladar labial y fisurado.

Está bien estar orgulloso de su bebé sin importar las circunstancias. Queríamos cambiar el aspecto de las imágenes de ultrasonido / recién nacido / primer año en nuestras cuentas de Facebook / Instagram. Queríamos difundir la conciencia de los labios y el paladar hendido “, le dice la madre a Today.com.

Es durante el segundo y el tercer mes de embarazo cuando se desarrolla la cara del feto y crecen juntas las diferentes partes faciales.

Alrededor de 2,650 bebés por año nacen con algún tipo de paladar de labio, mandíbula o hendidura en los EE. UU. Los expertos todavía están tratando de averiguar más acerca de por qué sucede esto, pero se sabe que la genética familiar juega un papel en aproximadamente una quinta parte de los niños afectados.

Los niños que nacen con paladar hendido a menudo se someten a múltiples cirugías y tratamientos para aprender a comer y hablar.

Sara y Chris, que no podían pagar una operación, estaban decididos a cambiar las percepciones de las personas sobre los paladares labiales y hendiduras.

Sara ha recibido muchos comentarios insensibles en Instagram después de subir fotos de su hijo.

Una persona escribió:

“¿Qué pasa con su cara?”

Sara dice que no solo se sorprendió por el comentario, sino que tampoco estaba dispuesta a tener que defender la apariencia de su hijo cuando él era solo un bebé recién nacido.

Sara explica:

“Decidí educar en lugar de

Una tarde, no hace mucho, Sara estaba cenando con Brody y algunos de sus amigos.

 

Cuando todos comieron, el servidor de Sara colocó algo sobre la mesa que parecía ser una servilleta. Sin embargo, Sara pronto descubrió que era un cheque doblado. La madre apenas podía asimilar lo que veía. Hubo un cheque por USD $ 1,000 junto con una nota; ‘Para su bebé hermoso’

“Las lágrimas cayeron de mis ojos de inmediato y la felicidad que sentía mi corazón es indescriptible”, dice Sara.

El obsequio generoso y sorprendente ayudó a Sara y Chris a pagar algunos de los costos de atención médica de Brody. La última operación de Brody ayudó a reparar su labio. Brody está sanando bien y tiene más operaciones por delante cuando tiene entre 9 y 12 meses de edad.

Gracias a médicos y cirujanos expertos, Brody podrá comer y hablar en el futuro. Mientras tanto, hasta la próxima cirugía, ambos padres están muy agradecidos por el amable gesto que recibieron.

¡Un gesto sorprendente de un extraño marcó una gran diferencia para esta familia, que necesita todo el apoyo que puedan obtener!

¡Y tu corazón se derrite al ver a este maravilloso y feliz bebé! Estoy seguro de que el futuro se ve brillante para este niño pequeño. ¡Con padres tan amorosos y sabios, Brody hará un largo camino!

No te olvides de COMPARTIR Este artículo para que tus amigos y familiares conozcan estas hermosas historias.

También te puede interesar:

Entra para ver el video:

(Visited 411 times, 1 visits today)